dilluns, 12 de novembre de 2007

PEDALS DE FOC 2007

ETAPA 1
MIERCOLES 31/10/2007

Salida escopeteada del trabajo a las 17:30, una reunión de 30 minutos acaba durando 6 horas... no he comido, pillo algo de la nevera y me dedico a cargar el coche, mientras espero, con mi mujer y el peque de casa, a que llegue mi pitufa y poder despedirme de ella.
Me ha llamado Marc, lleno el deposito y carretera i manta, eso si, haciendo cola, nos comemos la operación salida del puente enterita.
Paramos a cenar algo en Pont de Muntanyana y acabamos de llegar a Vielha pasada la medianoche.


ETAPA 2
JUEVES 1/11/2007

Nos levantamos lo mas pronto que podemos, y bajamos a almorzar, un buen bufet nos espera, estamos solos pero casi acabamos con todo, hay que llenar el deposito.
Ponemos apunto las bicis antes de cargarlas en los coches y después vamos hacia la entrada sur del túnel de Vielha, hacia el refugio de Conangles.



Hay nieve y la temperatura es baja, muy baja, pero con las ganas de dar pedales que tenemos, ni nos enteramos, eso si, el paisaje es increíble.



Empezamos la ruta por una pista entre árboles, de subida, hielo y nieve nos ponen en alguna dificultad y alguno acaba rebozado de blanco.
Llegamos a un riachuelo no previsto, miramos el mapa y descubrimos que no es la pista que señala el road book, media vuelta y bajada a cero grados y con muuucho tacto entre nieve y hielo.



La pista buena sigue el curso del río, entre prados y bosques, compartiendo itinerario con el GR11, hasta el pantano de Senté, prácticamente vacío.
Allí me despido del resto de la expedición madtemera y vuelvo al parking a recoger el coche hasta el próximo punto de encuentro. Me dirijo a la presa para cruzar al otro lado del río y llegar al parking por carretera, rodeo el edificio de la central eléctrica y descubro que no hay rampa ni escaleras para bajar, simplemente hay un paredón de piedra.
En ese momento descubro un nuevo deporte de riesgo que añadir a la larga lista de palabrejas acabadas en ing, el bicicletooling, se carga uno la bici a la espalda y se dedica a descender por un paredón de piedra, agarrado solo con una mano y mentando a toda la parentela del la empresa eléctrica, a berrido pelao.
Afortunadamente, algunos debemos tener dos o tres ángeles de la guarda en activo, ya que llego a la carretera sin mas problema que el de hacer fotos con los dedos medio helados.
Cargo la bici y le pego un trago al bidón de patxaran, digo isostar, he de recuperar un poco el temple, llamo al restaurante l’Abadia de Castellars, donde tenemos previsto encontrarnos para comer y, después de vestirme de nuevo de civil, carretera y manta hacia Llesp.
Aparco en la entrada del pueblo y me siento al sol a esperar el pelotón de irreductibles, la temperatura es muy agradable y el paisaje hace que un giga y medio de memoria no parezca suficiente para las fotos de este viaje.
Releo el road book y descubro que pasaran por la plaza del pueblo, como son 4 casas, me acerco hasta allí y aparco a 50 metros de la iglesia, craso error, entre aparcar y maniobrar, el pelotón ha pasado y esta esperando en la entrada del pueblo, cachis.
Recargamos isostares, aguas, barritas, plátanos y demás y continuamos rumbo a Iran, por un momento me veo pedaleando con un chador puesto, pero no, por una de esas casualidades, hay un pueblecito en el Pirineo llamado como la antigua persia.



Nos hacemos varias fotos y continuo por una pista medio asfaltada en la que encuentro varios rebaños de ovejas y la ermita de Sant Salvador, hacia El Pont de Suert, y de alli hacia Castellans.
Llevamos un poco de retraso, y la cocina del restaurante ya esta cerrada, pero la jefa se apiada de nosotros y nos prepara unos bocatas de campeonato.
A pesar del bajón post bocata y de lo mucho que apetecía una siesta al sol, cargamos los frontales y los chubasqueros y continuamos la ruta.
Vuelvo a la carretera, y pasado el Coll de Pervés, paro el coche para fotografiar un bosque encendido de mil tonos de otoño, ocres, rojos, verdes, amarillos...
Llega otro coche y me pita, la carretera es estrecha y a pesar de arrimarme al arcen, casi no pasa. Continuo por una carreterilla sinuosa, al lado de una antigua fabrica de cemento bastante tétrica, y llego a Les Esglesies.
Es un pueblecito tan pequeño que prácticamente no hay lugar donde dejar el coche, y acabo aparcando al lado de los antiguos lavaderos.
Encuentro la casa rural donde tenemos previsto dormir y confirmo cena, cama y desayuno para toda la tropa.
Intento llamar para saber como andan, pero no hay cobertura en el pueblo, monto la bici y con el frontal en un bolsillo y el road book en el otro, voy pedaleando a ver si los encuentro, voy pensando en la foto de los 4 ciclistas con el frontal puesto.
Son casi las seis de la tarde, esta oscuro y la temperatura es bastante baja, el frontal ilumina como puede la carreterilla por la que circulo, pero aparte de un grupillo de vacas a las que doy un susto de muerte, no encuentro a nadie, me decido a volver al pueblo e intentar subir hasta la iglesia, a ver si allí hay cobertura y puedo llamarles.
Obviamente, llegan justo cuando estoy en el otro lado del pueblo, y no puedo hacer la foto, en fin, que le vamos a hacer.



Ducha, cena, miramos las fotos del día en la tele de la casa rural y después un ratillo del partido, mientras el abuelo del pueblo nos cuenta lo que nos espera mañana mientras se zampa un carajillo de bailys tras otro, nos vamos a dormir, vigilando la cabeza, que el techo esta “un poquito” bajo...


ETAPA 3
VIERNES 2/11/2007

Nos levantamos como podemos y almorzamos como leones, hoy toca un señor puerto, 12 km de subida, con un desnivel de casi 1.000 metros, el Coll de Triador, el abuelo de ayer noche ya nos advirtió que era realmente duro.
De momento quedamos en Espui, en la Vall Fosca, para hacer una primera parada y cargar los bocatas, después ya no nos veremos hasta Espot, pero el primer puerto del día acaba con las reservas y los bocatas no llegan ni a entrar en las mochilas.



Por mi parte, carretera y manta hasta Esterri, donde acabo en una cafetería y me zampo una ensalada que no cabe en el plato y un bacalao frito que me sabe a gloria.
Una vez liquidadas las viandas, subo hasta Espot esqui y monto de nuevo la bici, miro el road book y subo por una pista paralela a la pista principal, pero esta vez tampoco consigo encontrar al pelotón, que baja por otra pista, atravesando el bosque, hago un par de fotos a un poblado indio que tienen montado en la estación y bajo por la pista principal hasta el parking.



A pesar de la defunción de las baterías de los móviles por el frío, consigo contactar con el pelotón, o lo que queda de el, parece que el basculante de la bici de Chemi ha dicho basta, y esta bajando poco a poco.
Cargamos la bici en el coche y los supervivientes bajan hacia Espot con las luces del coche y las de los frontales.
Cenamos en una fonda del pueblo y nos pasamos una hora discutiendo acerca del material, hay que aprovechar que esta entre nosotros el guru del foro jejeje
Dormimos en un apartamento, con el techo a altura normal, y las bicis en el garaje, así da gusto.


ETAPA 4
SABADO 3/11/2007

Almorzamos en el apartamento y sustituyo a Chemi, al menos en una parte de la etapa.
Los primeros kilómetros son de bajada, pero la temperatura reinante aconseja acumular prendas y mas prendas de ropa, estamos a cero grados!!!
La carretera hacia el pueblo de Son va colgada en la ladera del valle, se ven todos los pueblos de la zona, La Guingueta, Esterri, Valencia d’Aneu...
Encontramos la curiosa iglesia de Son, con campanario y torre,



y continuamos por detrás, por el llamado Cami del Calvari, un sendero estrecho y técnico que se va internando en el bosque llamado la Mata de Valencia, disfrutamos como nunca, esto es autentico BTT.



Recuperamos altura hasta llegar al tramo del Bosc de Gerdar, ya en el área protegida del Parc d’Aiguestortes, donde nos espera Chemi, ya que no puede pedalear, ha subido corriendo, bajamos con mucho cuidado y en algún tramo a pie, mientras las cámaras de fotos no paran.



Nos da la sensación de estar en una historia de Tolkien, en cualquier momento parece que puede aparecer un elfo, un hobbit, o que alguno de los árboles que rozamos sea en realidad un ent.
Unos kilómetros adelante llegamos a la carretera de la Bonaigua, final de mi trayecto, mientras que el resto de fieras continua hacia Montgarri y Pla de Beret.



Nos vestimos de nuevo de civiles y nos acercamos a completar el desayuno, hoy no hemos tomado café, y se nota, pero como es casi mediodía, inventamos el almuerzo-vermut, consistente en un café con leche o cortado, acompañado de patatas chips y unas olivillas...
Nos dirigimos a Salardu y damos un paseíllo, mientras hacemos tiempo para que abran el restaurante. Es una autentica casa del siglo pasado, habilitada como restaurante, y comemos muy muy bien.
Pasamos el túnel de Vielha, recogemos el otro coche y volvemos hacia la llegada, mientras intentamos llamar a la oficina de la Pedals de Foc, pero por mas que lo intentamos, es en balde, esta cerrada, hemos sido los últimos en completarla antes del invierno.
En cuanto aparece el pelotón, limpiamos las bicis, las cargamos y carretera y manta hacia casa, han sido 3 días muy bien aprovechados, buenos compañeros, buena ruta y unos paisajes de ensueño, que mas se puede pedir?.

4 comentaris:

Carlos ha dit...

Vaya que tiene buena pinta esas sendas.
Si algún día subo por el piri con la bici ....igual te pido algún track ;-)))). Cerveza y/o carajillo corren de mi cuenta. ;-))))

Pekas ha dit...

:-(((((((((( Jueerrrr... otro año que me quedo sin ir ... :-)))

Me alegro compañeros... :-))) veo a Pit... :-)))) lo dicho... tengo claro que han sido unos días "coxonudos".... :-))))))))

Un abrazo...

El "awuelete"... :-)))))))

la granota ha dit...

Ahhh, qué bonito!

Yo hice Carros de Foc, pero en versión paseo, no la carrera y me encantó!!

JB ha dit...

holaaa

carlos, ya sabes, si subes, te paso track, road book... i si estoy en forma, me apunto... pero al carajillo :-)))

pekas, de awelete naaa, que sepas que se te hecho de menos, el proximo año no te escapas!!!

granota, eso de version "carrera"... digamos que eramos los mas rapidos... por que eramos los unicos :-)))

no tiene nada que ver con el camino de santiago, pero si estas un pelin en forma, la zona es preciosa y en otoño, mas :-)))

ya os avisare, en primavera, suena la parte catalana de la transpirenaica...

v'sss